Saltar al contenido
Portada » Seguridad Ciudadana, Desarrollo Integral y Género

Seguridad Ciudadana, Desarrollo Integral y Género

Repaso de la participación de Fundación ICES durante la Jornada Federal de Políticas Locales en Materia de Género.

Autoras: Carla Mariana Tassile – María Victoria Romero Ratti.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra la Violencia hacia la Mujer que se celebra el 25 de noviembre de cada año, en 2023, la Subsecretaría de Gobierno del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires organizó la Jornada Federal de Políticas Locales en Materia de Género de la que participamos desde la Fundación ICES para presentar algunos datos extraídos de una investigación que se venía desarrollando sobre seguridad ciudadana, desarrollo integral y género.

El título de nuestra exposición fue “El impacto de la inseguridad en el desarrollo integral” y  lo que busca resaltar, desde la seguridad ciudadana, es el impacto diferenciado que sus problemáticas pueden tener en la vida de las personas, teniendo en cuenta si son varones o mujeres, ya que uno de los supuestos de donde parte es que el impacto de las problemáticas vinculadas a la seguridad no repercuten de la misma manera en cada género.

Esta investigación recolecta información de distintas fuentes donde se establecen cifras resonantes referidas a la seguridad, y en base a ello se realizan algunos análisis de los datos y se establecen vinculaciones atravesadas por la perspectiva de género.

Uno de los primeros y más importantes obstáculos para la investigación tuvo que ver con la escasa información de calidad disponible, los datos a los que es posible acceder, en general se encuentra poco desagregada, lo cual posibilita hacer solo algunos cruces de variables, a lo que se suma que, en muchos casos, que la información relativa a los delitos más relevantes en materia de seguridad no están desagregados por sexo ni por género. El informe oficial del Ministerio de Seguridad de la Nación (principal fuente de nuestra investigación), generado por el Sistema Nacional de Información Criminal – SNIC- solo en el módulo de Homicidios Dolosos cuenta con la diferenciación por género [1], en todos los demás la variable considerada es sexo.

En el marco de la investigación nos centramos en los denominados “delitos relevantes” que son los que mayor impactan en términos objetivos y subjetivos en las condiciones de seguridad de un territorio determinado. Según el citado Informe en Argentina entre 2017 y 2022 se observa una baja en el porcentaje de víctimas varones de Homicidios Dolosos, mientras que en caso de las mujeres y mujeres trans/travesti 2022 muestra cifras más elevadas que 2017, siendo el caso el colectivo trans el que muestra una tendencia en aumento sostenido.

Fuente: elaboración propia en base a los datos de Informe SISTEMA DE ALERTA TEMPRANA – HOMICIDIOS DOLOSOS REPUBLICA ARGENTINA 2022.

Fuente: elaboración propia en base a los datos de Informe SISTEMA DE ALERTA TEMPRANA – HOMICIDIOS DOLOSOS REPUBLICA ARGENTINA 2022.

Fuente: elaboración propia en base a los datos de Informe SISTEMA DE ALERTA TEMPRANA – HOMICIDIOS DOLOSOS REPUBLICA ARGENTINA 2022.

Respecto de las edades de las víctimas, en todos los años de la serie temporal se observa que los mayores porcentajes de víctimas se distribuyen entre las franjas que van de los 20-24 a 35-39 años, siendo la franja de 30-34 años la que muestra el mayor porcentaje en todos los años de la medición.

En cuanto al delito de Lesiones Dolosas, se puede observar un comportamiento similar, ya que en el caso del sexo masculino entre 2017 y 2022 hubo una disminución del 18% y en el caso del sexo femenino un aumento del 9% en las víctimas [2].

Fuente: elaboración propia en base a los datos de Informe SISTEMA DE ALERTA TEMPRANA – HOMICIDIOS DOLOSOS REPUBLICA ARGENTINA 2022.

Como ya mencionamos, la investigación trató no solo de analizar el impacto de un conjunto de delitos según el sexo y/o género, sino también en profundizar sobre la idea de que las condiciones de seguridad afectan de manera directamente proporcional las condiciones o posibilidades de desarrollo del conjunto social.

Transversalizar el género y el impacto de la seguridad en los niveles de desarrollo integral posibilitan fortalecer la idea de la necesidad de pensar (y diseñar y ejecutar) políticas públicas que por supuesto tengan como finalidad el desarrollo, pero concebido desde una visión que incluya la perspectiva de género, es decir la posibilidad de ejecutar acciones diferenciadas por género, sexo, edad, raza, etnia, etc. porque el fenómeno de la inseguridad, y sobre todo la percepción que se tiene sobre el fenómeno esta compuesto de las experiencias y vivencias que cada grupo o colectivo tiene en su vida diaria.  

El componente subjetivo que tiene la seguridad de las personas está definido en gran medida por el miedo, y es desde la percepción de la inseguridad desde donde se define la mayoría de nuestro comportamiento social. “En Argentina, menos de la mitad de las personas (47,6%) declararon sentirse seguras o muy seguras caminando cerca de donde viven”[3].

Desde la Comisión Económica para América y el Caribe (CEPAL) se sostiene que una lectura en clave de género de la ocupación del espacio urbano implica observar desde una diferenciación sexual, para reconocer que: “Las ciudades han sido históricamente el lugar privilegiado del desarrollo, del avance de la ciencia y de la cultura y de la expansión de las libertades públicas y los derechos civiles (Borja, 1994). Sin embargo, no todos acceden de igual modo a las actividades ni a las oportunidades que brinda la ciudad. Importantes segmentos de la población quedan excluidos y limitados en sus derechos a la apropiación de la ciudad y a la participación ciudadana. El ejercicio de una ciudadanía plena requiere entonces igualdad de derechos para los y las ciudadanas, lo que supone fundamentalmente condiciones de no discriminación.” (Saborido; 2000: 5)

El diseño y la geografía urbana también trazan geografías de temor y violencia. Los comportamientos espaciales que varones y mujeres desarrollan en los espacios públicos dependen de los significados de género esperados. En determinados momentos del día, el cruce de determinados parques, cambiar por las calles o avenida en cierto horario, puede significar para varones y mujeres situaciones muy diferentes.

El derecho a circular sin miedo por las calles y espacios públicos de la ciudad a cualquier hora del día, si bien es restringido para muchos hombres y mujeres, para estas la amenaza es mayor que limita aún más el acceso a la ciudad.

Vivir, habitar y transitar espacios seguros afecta principalmente la posibilidad de construir ciudadanía, porque es en la ciudad, en los espacios compartidos donde los/as ciudadanos/as se encuentran entre si, donde se construyen las identidades, donde se construye la tolerancia social como principio de convivencia ciudadana, condición necesaria para el desarrollo integral.

1 – La variable género se incorporó en 2021, por lo que los datos de los años anteriores que presenta la serie temporal fueron reconstruidos por el Equipo Técnico que elaboró el Informe.

2 – El resto de los delitos fueron considerados en el análisis de la investigación y pueden ser consultados en la publicación disponible en https://fundacionices.org/biblioteca/. 

3 – Encuesta Nacional de Victimización 2017-INDEC 2017.